img-facebook

 

Editorial

Nos alegra mucho que la Dirección General de la Policía Nacional aclaró que el objetivo de designar comisiones para que asistan durante sus servicios a misas y cultos es seguir estrechando los lazos con los distintos sectores de la sociedad, parte vital de la doctrina de proximidad, y no espiar a ningún ciudadano.

La institución del orden hizo la aclaración en virtud de que se ha malinterpretado la intención de que personal policial asista a las iglesias y templos evangélicos, para entre otras cosas asistir a todas las personas, en especial a los envejecientes, e intercambiar impresiones con los comunitarios.

Así como algunas personas malinterpretaron la sana intención de nuestra policía,así también otras aprovecharon para difundir en las redes sociales informaciones muy alejadas de la realidad.

Muy a tiempo la Policía Nacional reiteró que el Gobierno es respetuoso de la libertad de culto y religión, tal y como lo establece la Constitución, por lo que bajo ninguna circunstancia adoptaría acciones contrarias a estos preceptos.

La institución del orden expresó que el objetivo de que los agentes participen en las misas dominicales y cultos que realizan las iglesias católicas y evangélicas es que reciban la orientación religiosa y se integren a esta labor sana de nuestra sociedad, lo cual permitirá interactuar con ciudadanos de buena fe y demostrar nuestro deseo de formar parte de la misma.

Comparte esto!

Deja una respuesta