1,200 agentes de la Policía Nacional serán integrados, para fortalecer nuevo horario del toque

Santo Domingo.- El Mayor general Edward Sánchez González director de la Policía Nacional, manifestó que 1,200 hombres de la Policía Nacional serán integrados adicionalmente al nuevo horario del toque de queda que inicia este lunes, a consecuencia de la Pandemia del COVID-19.

En tal sentido Sánchez González, explicó que la Policía está preparada para el nuevo horario del toque de queda y que serán fortalecidas las medidas restrictivas y preventivas, mientras asegura que los mil doscientos policías adicionales serán diseminados a nivel nacional y una gran parte en el gran Santo Domingo.

En ese mismo orden sus declaraciones se originaron en el momento que visitó la Alcaldía de Boca Chica, donde fue recibido por el alcalde de ese municipio ingeniero Fermín Brito Rincón quien encabezó un acto junto a los comunitarios y clubes sociales que solicitaron la intervención del jefe policial.

De igual modo dijo, que a diario los miembros de la uniformada están dando el todo por el todo, para propiciar el control que exigen las autoridades de Salud Pública, en busca de bajar la propagación y contaminación del Coronavirus en el país.

Además llamó a la población a cumplir con las medidas exigidas por las autoridades, a adoptar el toque de queda, usar la mascarilla y someterse al orden del distanciamiento social.

Asimismo manifestó “Quiero que la ciudadanía entienda que nuestro desarrollo y el futuro del país, dependen de la conciencia que adopten nuestros ciudadanos, que este es un tema de salud y un tema de vida y debemos colaborar todos mancomunadamente para que el país pueda rebasar esta pandemia” así lo dijo Edward Sánchez González, director de la Policía Nacional.

Es decir que la solicitud de los munícipes obedece a una ola de robos y atracos que ha resurgido en el pueblo turístico, y que se agrava con los apagones que se originan en las noches, acompañado del toque de queda.

En tal virtud el director policial hizo entrega de varias motocicletas y camionetas para el reforzamiento del patrullaje en todos los barrios del Municipio de Boca Chica y fue enfático al amenazar a los comandantes, que de no cumplir con sus deberes policiales serán sacados y sustituidos por otros que hagan el trabajo.

Deja una respuesta