Abinader evalúa personalmente daños ocasionados por tormenta Laura en el sur

El presidente de la República, Luis Rodolfo Abinader Corona, encabezó ayer un recorrido en zonas del sur. Visitó la provincia Pedernales para recorrer los lugares devastados por los vientos y lluvias dejados por la tormenta tropical Laura.

En Pedernales, el presidente Abinader señaló que su visita tenía como objetivo contactar los daños causados por el fenómeno en esta zona, a los fines de apoyar a los afectados.

Los moradores uinformaron al mandatario sobre los daños ocasionados por la tormenta Laura, entre los que destacan más de 15 viviendas destruidas y otras afectadas, el colapso del acueducto, el derribo de varios postes del tendido eléctrico, así como áreas incomunicadas.

“Yo les reiteró a ustedes que Pedernales va a cambiar en esta administración de gobierno”, les manifestó Abinader.

El alcalde de Pedernales, Andrés Jiménez Sánchez, cuantificó unas 150 viviendas inundadas dentro de las cuales 20 perdieron los techos y 36 personas que se encuentran refugiadas por los efectos de la Tormenta Tropical Laura.

El mandatario también recorrió la zona de la presa de Monte Grande e hizo una parada en la comunidad Uvilla, en el municipio de Tamayo.

El presidente llegó a las 10:30 de la mañana en un helicóptero a la Fortaleza Enriquillo, donde fue recibido por la gobernador provincial Altagracia Mirian Brea de González, así como por los dirigentes del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Augusto Velásquez, Adilda de Oleo, Israel Terrero, Heráclito Duquedes Peñas Adames, y los alcaldes Andrés Emilito Jiménez Sánchez y Ramón Terrero, de los municipios de pedernales y Oviedo, entre otros.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) reportó que un total de 9 viviendas resultaron destruidas luego del paso de la tormenta tropical. De acuerdo con el balance general, unos 1,791 hogares fueron afectados y otras 16 fueron “parcialmente” dañadas.

Mientras 8,955 personas fueron evacuadas debido a que se encontraban en zona de riesgo y sus viviendas no eran adecuadas para el impacto del fenómeno atmosférico. También hay 15 albergues en funcionamiento alojando a unos 282 ciudadanos.

Por igual 56 comunidades quedaron completamente incomunicadas debido a las crecidas de ríos en varios sectores del interior del país y una carretera fue destruida.

Deja una respuesta